ESPEJO

Marco tallado con inspiraciones frutales y volutas, terminado en estuco coloreado. La presencia de bol en zonas desconchadas, indica que fue preparado en un principio para dorar.

Datación aproximada: Finales del Siglo XIX.

Materiales: Vidrio, madera, cola de conejo, sulfato cálcico y pigmentos.

Estado inicial: Suciedad. Piezas rotas y desprendidas, lagunas en el estucado. Debilidad estructural.

Reintegrado el color, una vez enyesadas las reconstrucciones, avivamos el espejo con un barniz nogal.

ANTES

Se colocan tablillas en el envés, reforzando los enlaces de las piezas partidas o sueltas.

DESPUÉS

Nos aseguramos de que los anclajes soportarán el peso correctamente.

<